fbpx

La brida de un jamón ibérico es una de las identificaciones más importantes, ya que es la que te dirá qué tipo de jamón ibérico estás comprando. Una brida no es más que una etiqueta de plástico que todos los jamones ibéricos deben llevar en la pata obligatoriamente para ser identificados correctamente.

Hay diferentes bridas de diferente color:

Negro, para el Jamón de Bellota 100% Ibérico (jamones que proceden de cerdos 100% Ibéricos criados en libertad en las dehesas y alimentados durante su última fase de engorde de pastos naturales, hierbas aromáticas y bellotas).

Rojo, para el Jamón de Bellota Ibérico (jamones que proceden de cerdos cruzados por lo que no son 100% ibéricos, criados en libertad en las dehesas y alimentados durante su última fase de engorde de pastos naturales, hierbas aromáticas y bellotas).

Verde, para el Jamón de Cebo de Campo Ibérico (jamones que proceden de cerdos alimentados de piensos y que pueden ser complementados de pastos naturales). Podemos encontrarlos 100% ibéricos, ibéricos del 75% e ibéricos del 50%.

Blanco, para el Jamón de Cebo Ibérico (jamones que proceden de cerdos  alimentados con piensos compuestos por cereales y legumbres y criados en establos o cebaderos, en régimen intensivo. Podemos encontrarlos 100% ibéricos, ibéricos del 75% e ibéricos del 50%.

Tanto en las piezas de color rojo, verde o blanco los comercializadores deberán especificar el porcentaje de raza ibérica que contiene el producto, que será al menos, ibérico en un 50%.

Compartir
Ir arriba